+56232731500

+569 6209 7310

 

NOTICIAS

Arriendo de Box Médicos

Arriendo de Box Médicos.

Box, con equipamientos médicos, tales como:

Escritorio completo para atención, camilla con Escabel, Fonendo, Toma Presión Aneroide, Saturómetro, Termómetros digitales, Balanza de pedestal, entre otros.

Recepcionista, que realiza la gestión de su agenda, recepción de llamados y correspondencia.

Atención personalizada para sus pacientes, toma de horas y confirmación de agenda de paciente.

Software Médico.

Servicio de cobro en recepción en efectivo o con tarjetas de crédito

Servicios de Impresión, scanner, telefonía y Wifi.

 

 

 

Horario de Atención:

Lunes a Viernes de 09:00 a 19:00 Hrs.

Sábados de 10:00 a 15:00 hrs.

 

Dirección: Santos Dumont 738 local 7, Recoleta. Región Metropolitana.

Cómo inhalar a su hijo

Se acerca el invierno, con ello las bajas temperaturas y aparición de virus que pueden afectar la salud de nuestros hijos. 

Una vez que son diagnosticados de patologías respiratorias, el pediatra puede indicar medicamentos inhalados, los que se deben administrar de forma correcta. 

La técnica adecuada consiste en: 

-Primero, debe agitar el inhalador

-Insertar el inhalador en una aerocámara o cámara espaciadora

-Posicionar al niño (sentado)

-Posicionar aerocámara en rostro del niño, cubriendo nariz y boca

-Administrar solo un puff

-Esperar 10 segundos o 10 respiraciones

-Remover la aerocámara

 

-Esperar 30 a 60 segundos, y repetir todo el procedimiento

Se debe utilizar aerocámara o espaciador para que las partículas no impacten en orofaringe, y se depositen en el pulmón.

Se debe lavar cada semana, utilizando agua con jabón, enjuagar, estilar y dejar secar, no frotar.

 

 

Qué hago si llora?

Si llora, se puede distraer con juguetes, o contar con él los diez segundos para que se haga partícipe.. 

 

Recuerde, el número de puff administrados es el indicado por su médico tratante.. 

 

 

     Equipo respiratorio 

   Clínica medical home

Campaña de vacunación

 

 

¿Qué es la influenza?

La Influenza es una enfermedad contagiosa causada por los virus Influenza, que se transmiten desde una persona enferma al toser, estornudar o mediante las secreciones nasales. Existen otras enfermedades respiratorias que pueden tener los mismos síntomas y a menudo se confunden con la Influenza.

La Influenza puede conducir a complicaciones severas, como Neumonías por diversos agentes y puede empeorar problemas de salud ya existentes. Puede causar dificultad respiratoria, diarrea y convulsiones en los niños. Miles de personas mueren cada año en el mundo debido a la Influenza y muchos requieren de hospitalización. Para prevenir las condiciones anteriormente mencionadas, es necesaria la vacunación anual contra estos virus.

Efectos secundarios posteriores a la vacunación:

 

Las reacciones son transitorias y no ocurren siempre con la misma intensidad. Generalmente se manifiestan durante las primeras 48 horas.

Se puede producir enrojecimiento, dolor e inflamación en el sitio de punción para lo cual debe colocar compresas frías. Además, puede acompañarse de fiebre, malestar general o irritabilidad en niños pequeños.

 En caso de fiebre mayor de 38º C axilar, dar antipirético indicado por su médico.

 

 

Prevención de lesiones en actividad física

  

 

 

En el último tiempo ha aumentado la demanda de los gimnasios, las clases de baile, zumba, pilates, etc. Se ve más gente trotando o andando en bicicleta en la calles. Aumentan los grupos que realizan actividad física en las plazas y parques. Todo con el objetivo de lograr una figura más esbelta, de bajar esos kilos demás, o tal vez, de mejorar el estado físico en general. Lo cierto, es que el aumento de la temperatura ambiental obliga a reducir las capas de ropa que se utilizan y a mostrar algo más la anatomía.

No es malo que se produzca este fenómeno, por el contrario, siempre es bueno que las personas hagan algún tipo de ejercicio, dada la inmensa cantidad de beneficios que conlleva la realización sistemática de actividad física. Lo malo, o mejor dicho, lo peligroso, es que no se tomen las medidas necesarias para comenzar a hacer ejercicio. Y uno de los errores más comunes al respecto es no efectuar un adecuado calentamiento previo al inicio de cualquier tipo de actividad física.

Siempre es recomendable dedicar al menos 15 minutos de la rutina al calentamiento previo. Esto permitirá preparar el cuerpo para el ejercicio, y ayudará a prevenir lesiones. Un buen calentamiento, incluye una actividad que aumente de intensidad de manera gradual, sin llegar al máximo. Seguido de elongaciones que incluyan la mayor cantidad de grupos musculares posibles, dando cierto énfasis a los miembros que se utilizarán más en los ejercicios posteriores. Junto con las elongaciones, también es aconsejable efectuar movimientos articulares amplios, en diferentes direcciones y velocidades. De esta forma, se comenzará a elevar el flujo sanguíneo a los músculos, mejorando al mismo tiempo la flexibilidad y movilidad articular. Y se prepararán los sistemas cardiovascular y respiratorio para las exigencias de los ejercicios sucesivos. También se sugiere ejecutar elongaciones al concluir la actividad física, y destinar los últimos minutos a una vuelta a la calma, con ejercicios respiratorios profundos, para que el organismo se adapte nuevamente al reposo, evitando detenerse de golpe al terminar los ejercicios. Todo lo anterior permitirá aminorar considerablemente el riesgo de sufrir lesiones físicas.

Finalmente, cabe destacar que es altamente recomendable tener un hábito permanente de hacer actividad física, puesto que es la mejor forma de mantenerse sanos, con vitalidad y con una buena apariencia.

 

Damián Morales Vargas

Kinesiólogo

 

Clínica Medical Home Chile

accidentes de niños en el hogar

ACCIDENTES DE NIÑOS EN EL HOGAR

CAÍDAS Y GOLPES 

                      

Las principales lesiones que sufren los niños durante sus primeros dos años de vida son los golpes en la cabeza provocados por las naturales caídas que acarrean sus primeros pasos

              

 

Los accidentes infantiles en el hogar son más frecuentes de lo que podemos imaginar, especialmente en los niños menores de 5 años y, sobre todo, los comprendidos entre 1 y 3 años de edad.

 

Los más frecuentes, son las caídas y golpes y la gravedad depende de la violencia del impacto.

Además de las lesiones traumatológicas, que son de fácil detección pues causan un fuerte dolor al niño y un impedimento inmediato de realizar sus actividades con normalidad, existe una serie de accidentes cotidianos que son necesarios de reconocer y evaluar para tomar la decisión adecuada, ya sea la atención oportuna en el hogar o bien el traslado inmediato a un centro asistencial.

Hay que estar atentos también a los golpes que se producen en los jardines infantiles, en la hora de los recreos especialmente y en las piscinas y plazas, donde es común que los pequeños se caigan.

 Pero ¿cuándo una caída es relevante?... Hay que preocuparse de inmediato cuando existe pérdida de conocimiento, cuando se está ante heridas que sangren profusamente, o también cuando ocurra una deformación evidente de alguna parte del cuerpo.

 

GOLPES EN LA CABEZA 

 Una de las escenas más frecuentes en los hogares donde hay niños que comienzan a caminar son los golpes en la cabeza y sus respectivos “chichones”.

Todo golpe en la cabeza merece ser examinado y visto por expertos para establecer si hay daño o no en el encéfalo, mediante un adecuado examen clínico y según sea el caso, efectuar radiografías o scanner, en especial cuando hay pérdida de conocimiento. 

 

Log In or Register